Amor químico

War-of-feelings-Pintura-de-Leonid-Afremov

*

Cuando te siento

la oxitocina fluye

y el placer late

en los pechos que besas,

el cuerpo que posees.

****

La hormona del amor

La oxitocina es un neuropéptido compuesto por nueve aminoácidos que actúa tanto a nivel periférico como del sistema nervioso central. Ello es debido a que puede funcionar como una hormona al ser liberada por la neurohipófisis al torrente sanguíneo o como un neurotransmisor cuando es secretada por el núcleo paraventricular al interior del cerebro.

Durante las relaciones sexuales y el orgasmo, potencia la inducción de la excitación sexual produciendo contracciones uterinas que ayudan a transportar los espermatozoides hacia las trompas de Falopio para facilitar la fertilización del óvulo.  También participa en los mecanismos de erección del pene y en la eyaculación.

Pero no se limita en facilitar la gestación sino que también juega un papel destacado  en el nacimiento y la crianza. En el momento del parto regula la intensidad y la frecuencia de las contracciones uterinas mientras que en la lactancia produce la eyección de leche en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé.

Para analizar sus implicaciones como neurotransmisor se debe tener en cuenta que sus efectos son altamente complejos, pudiendo verse afectados por la interacción de otras hormonas. Los estudios más recientes la relacionan con aspectos como la confianza, la atención, la percepción de expresiones faciales o la habilidad de inferir el estado emocional de otra persona.

Su nombre se deriva del griego “Oxys” y “Tokos” que significa “nacimiento rápido”,  y fue elegido después de que el farmacólogo británico Sir Henry Hallett Dale descubriese en 1906 sus efectos en el parto. Su contribución a la lactancia con la eyección de leche fue descrita por Ott y Scott en 1910 y por Schafer y Mackenzie en 1911. Finalmente, en 1953, el bioquímico americano Vincent du Vigneaud describió la secuencia de nueve aminoácidos que la compone y, un año más tarde, la síntesis de la misma le valió la concesión de un premio Nobel por su trabajo en bioquímica.

Referencia: “Neurociencia cognitiva” de Redolar

****

Esta entrada participa en el desafío #lunesTetas que Francis Villatoro y Arturo Quirantes lanzaron a la blogosfera.

Acerca de Laura Morrón Ruiz de Gordejuela

Licenciada en Física por la Universidad de Barcelona y máster en Ingeniería y Gestión de las energías renovables por IL3. Tras años dedicada a la protección radiológica, he encontrado un empleo como directora y editora de Next Door Publishers, que aúna mi pasión por la divulgación científica y la literatura. Aparte de esta labor, también ejerzo de divulgadora científica en mi blog «Los Mundos de Brana» —premiado en la VI edición del Concurso de Divulgación Científica del CPAN—, en el podcast para niñas y niños «Crecer soñando ciencia» y en las plataformas «Naukas» y «Hablando de Ciencia». He colaborado en el blog «Desayuno con fotones» y en los podcasts de ciencia «La Buhardilla 2.0» y «Pa ciència, la nostra». Soy miembro del Grupo Especializado de Mujeres en la Física de la Real Sociedad Española de Física y socia de ADCMurcia, Cienciaterapia y ARP-SAPC. En 2015 tuve el honor de ser galardonada con el premio Tesla de divulgación científica de «Naukas».
Esta entrada fue publicada en Neurociencia, Poesía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Amor químico

  1. Pingback: #LunesTetas - Recopilación de todas las entradas - Naukas

  2. Pingback: Plan Lector | Pearltrees

  3. Capulí dijo:

    Que hermoso post! Es el auto-conocimiento de nuestro organismo, y el de los seres que amamos, lo que nos hará más libres y felices.

  4. Entonces también se la podría llamar la hormona, o más bien, “el neurotransmisor de la empatía”, con todas las implicciones que ello pueda tener.

  5. Chelo dijo:

    Caramba con la oxitocina! muy buen post Laura! He llegado aquí a través del blog de “Cosas que (me) pasan, de Molinos, a propósito del tema de los blogs de divulgación. He visto su vídeo y es cierto, a las que somos “de Letras” cuesta que atrape nuestra atención casi todo lo científico. Yo estudié Derecho y preparé opos a Notarías, por lo que me decanto preferentemente por blogs que no me suponga esfuerzo entender, pero el tuyo me gusta.
    También me ha encantado la imagen que has elegido de Leonid Afremov.

  6. Chelo dijo:

    Se me ha olvidado decirte que SÍ llegas a la gente que no dominamos la materia, y es por la claridad en la exposición, ¡enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s