La pregunta NAUKAS 2018

Post original publicado en Naukas

Cada enero la plataforma Naukas lanza una pregunta abierta a toda la comunidad de colaboradores y publica las diferentes respuestas en el blog. Teniendo en cuenta la cuantía y diversidad de divulgadores que formamos parte de la plataforma, el atractivo de la iniciativa es evidente.

Os recomiendo que leáis todas las respuestas que van apareciendo, son a cual más interesante.  Y ya, sin más preámbulos os transcribo la mía.

PREGUNTA NAUKAS: ¿Qué persona o hecho (dentro del ámbito docente, científico o divulgador) marcó tu carrera, tu interés por la ciencia o tu investigación? 

Sus clases eran el mejor momento del día. Cuando no había Física, la echaba de menos. Nadie había logrado apasionarme tanto por una asignatura y nadie lo conseguiría después. Se llamaba Sebastià Albacar y fue el mejor profesor que he tenido.

Escuchando atentamente sus explicaciones desde aquel pupitre del aula de 7º de E.G.B., decidí que estudiaría Física. De hecho, me prometí a mí misma que cuando fuese mayor y me licenciase le entregaría una copia del título con una dedicatoria de agradecimiento. Afortunadamente, tiempo después, tuve la oportunidad de hacerlo.

Era inteligente e irónico y contaba con un talento especial para entusiasmarnos por la asignatura. Le profesaba profunda admiración. Ante él necesitaba ser una alumna ejemplar, la alumna que merecía tener alguien que con tanta destreza nos descubría aquella ciencia fascinante de la que me enamoré. Con él incluso llegué a salir a la pizarra voluntaria dos veces consecutivas en la misma clase, algo absolutamente extraordinario teniendo en cuenta mi inseguridad.

Al año siguiente, en 8º, impartió mi segunda asignatura favorita, Matemáticas, y pude volver a pasármelo genial en sus clases. Tanto les hablé a mis padres en esos dos años de las bondades del profesor Albacar que, al final del curso y tras la entrega de las notas, le pidieron cita para conocerlo personalmente. Por mi parte, sabía que ya no volvería a ser su alumna, pero, por timidez, me quedé con las ganas de expresarle mi gratitud y en BUP y COU apenas coincidimos. Tenía esa espina clavada y nunca creí que la podría sacar. Pero, por fortuna, me equivocaba.

Años más tarde le sustituí en el colegio durante unos meses y, con el pretexto de preguntarle por los contenidos, le escribí un email explicándole cuánto había significado para mí. Me respondió con un email muy cariñoso en el que decía que me recordaba y quedamos en vernos. Nos hicimos amigos y descubrí que era una persona excepcional en todos los sentidos, alguien con quien podía pasarme hablando horas y horas. Durante los diez años que pude disfrutar de su amistad, nuestras conversaciones siempre fueron oasis y refugios, momentos en los que no pensaba en nada más, en los que era, simplemente, feliz. Siempre estuvo ahí, para apoyarme en los momentos difíciles, para celebrar las alegrías. Nunca he podido volver a entrar en el bar en el que pasamos tantas tardes, le añoro demasiado. No puedo evitar pensar en todas las cosas que me gustaría contarle, en las palabras que quedaron por decir.

Siempre he creído que las personas que queremos no mueren del todo, que siguen vivas en nuestro recuerdo. Yo jamás podré olvidar a Sebastià, el profesor que me cambió la vida.

Publicado en Divulgación | 2 comentarios

Carl Sagan en verso #PVCarlSagan

Parten de un punto azul pálido

viajeras con trazas de humanidad.

Mensajes a las estrellas.

****

Pseudociencias que

corrompen nuestro mundo.

Son sus demonios.

****

¿Estáis ahí?

Carl interroga al cielo,

busca el contacto.

****

Divulgaba con

pasión de enamorado.

Amada ciencia.

****

Estos scikus participan en la iniciativa de @hypatiacafe con «Carl Sagan» como tema principal.

Para más información sobre Carl Sagan leer la biografía que escribí sobre él.

Publicado en Café Hypatia, Sciku | Etiquetado | 1 Comentario

Para esa niña…

La Fuensanta y el Antón, ‘El libro de astronomía’ (http://www.lafuensantayelanton.com/2017/08/el-libro-de-astronomia.html)

Para esa niña que a partir de los seis años no creerá que las mujeres sean menos brillantes que los hombres.

Para esa niña que no sentirá que tienen que gustarle los juguetes “para niñas” porque no tendrá un entorno que le muestre cuáles deben ser sus preferencias.

Para esa niña que no estará encadenada a estereotipos y podrá soñar con ser científica o tecnóloga.

Para esa niña que será reconocida únicamente por su valía y podrá llegar hasta donde esta le permita.

Para esa niña que sabrá identificar y rechazar el más mínimo signo de acoso.

Para esa niña que conocerá el pasado para que no se repita.

Para esa niña que tendrá como referentes grandes mujeres y grandes hombres.

Para esa niña que se sentirá libre de elegir su futuro, sin sesgos, sin cadenas.

Para esa niña que durante toda su vida será tratada, simplemente, como una persona.

Para ella celebro hoy el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

María del Álamo Ortega (@mariadelalamort)

Publicado en Cultura científica, Divulgación, Mujeres científicas | Deja un comentario

Cinco años tiene mi blog

5th-birthday-e1437572782683

Contraelegía

Mi único tema es lo que ya no está
Y mi obsesión se llama lo perdido
Mi punzante estribillo es nunca más
Y sin embargo amo este cambio perpetuo
este variar segundo tras segundo
porque sin él lo que llamamos vida
sería de piedra.

José Emilio Pacheco

Cinco años desde aquel 3 de febrero, en el que nerviosa y emocionada di el pistoletazo de salida a esta aventura. Cinco años desde que recibí vuestros cariñosos comentarios de bienvenida. Cinco años y seguís visitando estos mundos, haciéndolos vuestros.

Nunca pensé que a estas alturas seguiría por aquí. Os confieso que cuando, por falta de tiempo, mi ritmo de publicación cayó en picado, pensé que al blog le quedaban dos telediarios. Y me causaba una profunda tristeza. Le he dedicado muchas horas y mucho cariño a Los Mundos de Brana.

Pero, por fortuna, gracias a vuestro apoyo, hoy cumple cinco años, sigue activo y, lo que me hace especial ilusión, sus entradas más antiguas continúan recibiendo visitas. Sin embargo, sigue habiendo mucha gente que no ha tenido la oportunidad de leerlas y, por ello, he decidido que cada semana revisaré y compartiré una de las que más me gustan por Twitter y Facebook con la etiqueta #FavoritasLMDB. Si tenéis alguna entrada que os gustase de forma especial, os animo a utilizar esta etiqueta.

Este año se presenta bastante intenso y no sé si podré publicar tanto como me hubiese gustado, pero de lo que podéis estar seguros es de lo que llevo repitiéndoos hace cinco años: mientras sigáis aquí, Los Mundos de Brana seguirá existiendo.

Gracias por estos cinco años. Como dice mi amigo Enrique Fernández Borja, nos seguimos leyendo…

Publicado en Divulgación | 9 comentarios

Descubre a la científica oculta #RetoNaukas11F

Hace unos días Teresa Valdés-Solís nos propuso que celebrásemos el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con un reto que escondiese a una científica. Como a Teresa no le puedo decir que no, me he lanzado a la piscina con este reto, pero, honestamente, no sé calcular bien su grado de dificultad. Todo sea por la celebración de un día necesario.

Para participar y ganar el #RetoNaukas solo tenéis que acceder al resto de los retos, descubrir a las científicas ocultas y rellenar el formulario de respuestas.

Y si además, después de eso, queréis hacerme feliz, podéis escribir en un comentario de este blog la respuesta completa con la solución de todas las pistas. La respuesta se dará a conocer el 11 de febrero y, hasta entonces, los comentarios estarán moderados.

¿De qué científica estoy hablando?

  1. Nació en la misma ciudad que el autor de la obra que encabeza el reto. Facilitar autor, título del cuadro y ciudad.
  2. Durante su estancia universitaria estuvo en prácticas en un instituto que había sido fundado en 1908 gracias a una donación de Karl Kupelwieser. ¿Qué instituto?
  3. De sus dos directores de tesis, uno defendió su propia tesis doctoral en 1896, bajo la supervisión del otro. ¿Quiénes eran?
  4. Trabajó con un matrimonio de científicos ganadores de un premio Nobel.
  5. Ganó un Premio Ignaz L. Lieben junto a una colaboradora que, anteriormente, había sido su alumna. ¿Quién era la colaboradora? ¿En qué año lo ganaron y con qué motivo?
  6. Hizo un descubrimiento estelar.

******

SOLUCIONES AL RETO:

Gracias a todos los que habéis participado en el Reto. Confieso que me ha sido muy difícil leer los comentarios y no contestaros en el momento. Ya me disculparéis la tardanza.

Las respuestas a las incógnitas son las siguientes:

CIENTÍFICA: MARIETTA BLAU

  1. Gustav Klimt, Fir Forest, Viena.
  2. Instituto de Investigación del Radio.
  3. Stefan Meyer Defendió su tesis doctoral en 1896, bajo la supervisión de Franz Serafin Exner, y logró obtener la habilitación como profesor en el año 1900.
  4. Pierre y Marie Curie
  5. Hertha Wambacher, 1937, por el desarrollo de una técnica de emulsión fotográfica utilizada en el estudio de rayos cósmicos para detectar neutrones.
  6. Estrellas de desintegración

 

Publicado en Cultura científica, Divulgación, Mujeres científicas | 12 comentarios

Tesoros que oculta el reciclaje

Os invito a viajar a través de la historia. Iniciaremos nuestro recorrido visitando uno de los lugares en los que más me gusta perderme, una biblioteca. Pero no una cualquiera, la segunda biblioteca más célebre de la Antigüedad.

La biblioteca de Pérgamo fue fundada por el rey Atalo I, cuyo reinado se extendió desde el 241 y el 197 a.C. Su construcción respondía a la voluntad del monarca de convertir la capital en una nueva Atenas de Pericles. Su hijo, Eumenes II, fue el mayor mecenas e impulsor de la biblioteca logrando que compitiese en importancia con la gran biblioteca de Alejandría.

Llegó a conservar alrededor de 200 000 volúmenes, si bien algunas fuentes hablan de una cantidad menor y en otras esta asciende hasta 300 000. La propia rivalidad con la biblioteca alejandrina puede ser la causante de la imprecisión de esta cifra, que pudo ser reducida o aumentada según se desease otorgarle mayor o menor relevancia a la institución.  Los estudios llevados a cabo en la escuela de Pérgamo abordaban una amplia diversidad de disciplinas: historia del arte, viajes y epigrafía, topografía, cronología, filosofía estoica y literatura.

Los conocimientos acerca de esta biblioteca provienen, principalmente, de la obra Historia Natural de Plinio el Viejo.  Este escritor y viajero romano también fue quien atribuyó la invención del pergamino a la lucha por el dominio cultural entre Pérgamo y Alejandría. Según cuenta, Ptolomeo, rey de Egipto, decretó un embargo a la exportación de papiro y esto propició que surgiese el pergamino en la corte del rey Eumenes II. Por desgracia, esta historia aportada por Plinio el Viejo no encaja con la realidad, ya que se sabe que en el siglo V a. C. los griegos del Asia Menor ya escribían en ellos. Puede que la evidente relación entre el pergamino y Pérgamo provenga del hecho de que esta ciudad fue una gran productora y exportadora de este material. En cualquier caso, el pergamino, siendo más resistente y aprovechable que el papiro, le ganó la partida como soporte para la escritura.

Acrópolis de Pérgamo

Por lo que se refiere a la biblioteca de Pérgamo, su final fue propiciado por su mayor rival. Tal y como narra Plutarco en Vidas Paralelas, Marco Antonio mandó al Serapeo de Alejandría los volúmenes de la biblioteca de Pérgamo como recompensa por las pérdidas que había sufrido la biblioteca de Alejandría en el incendio del 47 a. C.

Del papiro al pergamino

Los libros de la biblioteca de Alejandría estaban hechos de papiro, una planta fibrosa que crecía en el delta del Nilo y en ciertas zonas de Etiopía, Siria, Palestina o Sicilia.

Los expertos, provistos de un punzón, abrían perpendicularmente la corteza triangular del tallo y extraían el líber en finas tiras de hasta 5 m de longitud. Después, una vez secas, las superponían por los bordes y las humedecían y golpeaban para conseguir una capa compacta y resistente. A esta primera capa, le añadían una segunda construida con el mismo procedimiento, con las tiras dispuestas de manera perpendicular. Como resultado, se formaba una banda flexible que se dejaba secar al sol y más tarde se pulía con piedra pómez, una concha de molusco o una pieza de marfil para uniformar su superficie. A cada uno de los extremos de la tira se pegaba una varilla de madera, marfil o hueso, denominada umbiculus, que permitía enrollar y desenrollar la banda. Una vez enrollada, se ataba con una cinta llamada lora y se colgaba en uno de sus extremos, una etiqueta con el título de la obra y el autor. El texto se plasmaba sobre la cara anterior del soporte, distribuyéndolo en columnas verticales que podían leerse de derecha a izquierda.

En Pérgamo, fuese por las dificultades en encontrar papiros o por la elección de un soporte más cómodo y duradero, se inclinaron por el uso de pieles de animal. Las más preciadas eran las de ternera, cabra, oveja o carnero, mientras que las de vaca y cerdo se consideraban demasiado gruesas. El pergamino se obtenía por maceración de la piel en cal y su posterior raspado, estirado, secado y pulido, hasta convertirla en una membrana lisa y translúcida. El componente básico del pergamino es el colágeno, además de la queratina, la elastina y una mínima cantidad de albúmina y globulinas. Su susceptibilidad al biodeterioro depende de la materia prima, del método de producción y del estado de conservación.

En presencia de aire, el pergamino parcialmente deteriorado puede ser atacado por microorganismos y perder sus propiedades originales, volviéndose duro y frágil. Además, el desarrollo microbiano puede provocar manchas de distinto color, pátinas blanquecinas y desvanecimientos de los textos escritos.

En su inicio los pergaminos se enrollaban como los papiros, cosiendo las piezas una a continuación de la otra, pero con el tiempo, por practicidad, se optó por cortarlos en forma de hojas rectangulares que se podían plegar para obtener cuadernillos. Estos se cosían entre sí y se protegían con una cubierta de madera o piel reforzada formando lo que se conocía como códice.

Por tanto, este tipo de volúmenes ya contenían lo que pasaría a ser una parte fundamental del libro: la página, que en el futuro se numeraría posibilitando la realización de índices.  La portabilidad y facilidad de escritura del nuevo soporte le proporcionó un gran éxito y permitió que en Roma se reprodujeran obras literarias y traducciones de autores griegos.

El palimpsesto

Como ya se he apuntado, el pergamino constituía un mejor soporte que el papiro. Permitía la escritura por las dos caras, doblando la cantidad de espacio disponible, y, lo que todavía resultaba más interesante: se podía borrar la primera escritura (escritura inferior o scriptio inferior) mediante lavado o raspado y utilizarse de nuevo (escritura superior o scriptio superior). El lapso de tiempo entre ambas copias, así como la disposición de la segunda escritura varía en gran medida de un manuscrito a otro.

A los códices escritos sobre folios de pergamino cuya primera escritura ha sido eliminada, se los conoce como palimpsestos. Aunque también denominamos palimpsesto a un manuscrito que transmite solo algunos cuadernillos o unos simples folios. Esta variedad tipológica dificulta la elaboración de un censo completo de palimpsestos grecolatinos.

Esta antigua práctica de reciclado se practicaba con frecuencia dado lo costoso y escaso que era el pergamino y nos ha permitido recuperar grandes obras perdidas.

Las increíbles aventuras del Palimpsesto de Arquímedes     

Arquímedes fue considerado uno de los pensadores más importantes de la antigüedad clásica. Sus aportaciones en los campos de la física y las matemáticas han dejado un legado de gran importancia para el avance de la ciencia. Supo unir la lógica matemática a la experimentación, por lo que puede considerársele precursor de Galileo.

El Palimpsesto de Arquímedes es un libro del siglo XIII en el que se descubrieron nuevas obras del matemático de Siracusa. Está formado por 174 páginas de pergamino, con tapas de madera. En su interior se plasma el paso del tiempo y todas las vicisitudes a las que tuvo que hacer frente. El palimpsesto fue víctima de la cera, del pegamento, del fuego y de un hongo morado que, allí donde actuó, se comió el colágeno y acabó con el texto de Arquímedes. Es un gran superviviente que nos ha permitido recuperar un texto fundamental para el estudio de la historia de las Matemáticas.

Continuar leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica…

 

Publicado en Divulgación | Deja un comentario

Jane Marcet #PVmujerciencia

Ana Jiménez (gatetes.es)

Cada página un latido

de amor al conocimiento. La ciencia

se acerca en Conversaciones.

****

Este sciku participa en la iniciativa de @hypatiacafe con «mujer en ciencia» como tema principal.

Para más información sobre Jane Marcet podéis leer la entrada que escribí en el blog de Next Door Publishers.

Ana Jiménez (gatetes.es)

Publicado en Café Hypatia, Sciku | 1 Comentario