Cuarto cumpleblog y… (TOP SECRET)

Hace muchísimos millones de años, una raza de seres pandimensionales hiperinteligentes construyeron un gigantesco superordenador llamado Pensamiento Profundo para calcular, de una vez por todas, la Respuesta a la Pregunta Última de la Vida, del Universo y de Todo lo demás.

Después de los siete millones y medio de años que empleó Pensamiento Profundo en proceder a la tarea encomendada —no volváis a quejaros de la lentitud de vuestro ordenador— anunció una Respuesta desconcertante: «Cuarenta y dos». Al parecer, el problema había sido el desconocimiento real de la Pregunta Última de la Vida, del Universo y de Todo lo demás. Así que se tuvo que proyectar un nuevo ordenador más potente que la averiguase de forma que se pudiese interpretar la Respuesta.

El superpotente ordenador se llamó Tierra y solía confundirse con un planeta. Los simiescos habitantes de su superficie desconocían que formaban parte de un programa informático de diez millones de años y tampoco fueron nunca conscientes de que habían sido gobernados por los seres que empleaban en los experimentos de laboratorio: los ratones.

Desafortunadamente, la Tierra nunca pudo llegar a cumplir su cometido. Cinco minutos antes de la lectura de los datos, fue demolida por una flota constructora vogona —una de las razas más desagradables de la Galaxia con tanto atractivo sexual como un accidente de carretera— a fin de dar paso a una ruta directa hiperespacial.

Eso es lo que cuentan las leyendas galácticas, pero no es lo que sucedió. Los simpáticos vogones se cargaron la Tierra —se siente— pero antes de que eso sucediese, el 3 de febrero de 2017, una pequeña comunidad de terrícolas reunida en un lugar llamado Los Mundos de Brana fue informada de la Pregunta Última de la Vida, del Universo y Todo lo demás. Se desconocen los acontecimientos que tuvieron lugar después de tan magno acontecimiento pero diversas fuentes aseguran que el colectivo Branano, que actualmente dirige el Universo, está formado por descendientes de los individuos que recibieron dicha revelación.

Fragmento de los apuntes de Ford Prefect para la tercera edición de la Guía del autoestopista galáctico.

***

Queridos lectores, como agradecimiento a todo vuestro apoyo y cariño durante estos cuatro años, voy a daros una información que cambiará vuestra vida y la de vuestros descendientes para siempre. Hace años se encontró la Respuesta a la Pregunta Última de la Vida, del Universo y Todo lo demás («Cuarenta y dos») pero nadie, salvo vosotros, conocerá jamás cuál es la Pregunta. Espero que sepáis guardar el secreto y comprendáis la responsabilidad que implica conocerlo. Si alguna autoridad galáctica o viajero del futuro os interroga —sé que queda tela de raro pero no puedo daros más información— recurrid a la mejor defensa que tenemos en la Tierra: haceos los tontos.

La Pregunta Última de la Vida, del Universo y Todo lo demás es… (tatachán… tatachán…):

¿Qué edad cumple la viejuna autora de Los Mundos de Brana en su cuarto cumpleblog?

Hasta luego y gracias por el pescado.

P.D.1: Ficción basada en la delirante y cojonuda trilogía en cinco partes de Douglas Adams Guía del autoestopisa galáctico.

P.D.2: Gracias por seguir aquí, os quiero.

P.D.3: Cuando dirijáis el Universo, sed buenos. 😉

Publicado en Uncategorized | 11 comentarios

Reto 11 de febrero: Visibilicemos a las Grandes Físicas

11-de-febrero

El 15 de diciembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero de cada año como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el fin de «promover la participación plena y en condiciones de igualdad de las mujeres y las niñas en la educación, la capacitación, el empleo y los procesos de adopción de decisiones en la ciencia, eliminar toda forma de discriminación contra la mujer, incluso en las esferas de la educación y el empleo, y sortear las barreras jurídicas, económicas, sociales y culturales al respecto mediante, entre otras cosas, la promoción del establecimiento de políticas y planes de estudio en el campo de la ciencia, incluidos programas escolares, según corresponda, para alentar una mayor participación de las mujeres y las niñas, promover las perspectivas de carrera de las mujeres en la ciencia y reconocer los logros de las mujeres en la ciencia».

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia pretende poner de manifiesto un grave problema: vivimos en una sociedad machista. En el caso de la Ciencia y la Tecnología, los sesgos y estereotipos entorpecen el despertar de vocaciones científicas entre las niñas y dificultan el progreso en la carrera investigadora y profesional de las mujeres.

Todavía queda mucho trabajo por hacer hasta que la sociedad asimile que la Ciencia y la Tecnología no son cuestiones de género. Se está prescindiendo del talento de la mitad de la población y no nos lo podemos permitir.

Existen diversas opiniones sobre el estado de la situación y la forma de resolverla. Creo que resultaría muy enriquecedor ponerlas en común, analizar de forma minuciosa los resultados de los estudios llevados a cabo, evaluar la eficacia de las diferentes medidas y emprender, de forma coordinada, acciones contrastadas que cambien las cosas a medio y largo plazo. Nada puede librarnos de dar algún paso en falso pero, personalmente, pienso que quedarse de brazos cruzados no puede ser una opción.

A nivel personal, disfruto divulgando la vida de científicas brillantes. Pienso que puede contribuir a crear referentes, modelos femeninos que necesitamos tanto las mujeres como los hombres. En lo tocante a la Física —barriendo para casa—, me parece vergonzosa la escasísima visibilidad que se les ha dado a las grandes mentes femeninas que han contribuido a su desarrollo. La mayoría de la población solo conoce a Marie Curie y eso transmite una información errónea. Si bien su número es inferior al de los hombres, han existido y existen grandes científicas que han despuntado y despuntan en esta materia; investigadoras que le dedican su día a día y físicas que disfrutamos mucho cursándola y se la recomendaríamos a cualquiera aunque la vida nos haya conducido por otros derroteros.

Creo que la celebración de El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia es una excelente ocasión para visibilizarlas. Por ello, desde este blog, propongo que el próximo 11 de febrero, a partir de las 17 h, contribuyamos a convertir el hashtag oficialque será dado a conocer el mismo sábado[1]— en trending topic compartiendo información sobre las Grandes Físicas del pasado y el presente[2].

La pequeña Irène Curie

La pequeña Irène Curie

[1] Si el hashtag oficial se usa antes de tiempo, puede perder fuelle para ese día y dificultar que se convierta en trending topic. Me comprometo a difundirlo desde twitter. Gracias por vuestra comprensión.

[2] Podéis tuitear sobre ellas como prefiráis: enlazando artículos o podcasts, creando hilos de twitter, etc.

Publicado en Física, Historia de la Ciencia, Mujeres científicas, Uncategorized | Etiquetado | 3 comentarios

«Historia de un pueblo muy periódico» por Melli Toral

Hay personas que tienen el don de producirme un subidón de felicidad cada vez que tengo noticias suyas. Una de ellas es nuestra Melli. Ayer por la mañana me mandó un regalo precioso, simplemente, porque se había acordado de mí al organizar las actividades para celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia en su escuela. El presente era uno de los preciosos cuentos que escribe para acercar la ciencia en sus visitas a los IES. Le he pedido si podía compartirlo con vosotros para que también puedan disfrutar de él vuestros alumnos, hijos, sobrinos, etc. Por mi parte, solo me queda una cosa por decir: Gracias Melli.

Érase una vez un pueblecico de 118 habitantes. Se decía que había empezado a construirlo un tal Mendeleiev y se le llamaba «Tabla Periódica».

Cada uno de sus habitantes vivía en una casica y todas estaban numeradas del 1 al 118.

Entre ellos eran muy distintos, los había de estado sólido, de estado líquido, de estado gaseoso, algunos desprendían luz cuando se calentaban, otros eran radiactivos y unos que eran tan tan raros que nadie los quería a su lado.

En este pueblecico habían calles en las que todos eran familia, otras calles vecinas con las que se llevaban muy bien y otras más alejadas en las que sus habitantes tenían comportamientos muy distintos. A los raros hasta los habían sacado de su calle y ahora vivían fuera del centro.

Pero, a pesar de esto, todos vivían en paz y armonía y aunque cada uno tuviese sus características y propiedades, entre ellos reinaba un gran respeto.

Un día acertó a pasar por allí un contador de historias. Le gustaba entrar a estos pueblecicos pequeños y hablar con sus habitantes porque casi siempre le contaban cosas curiosas que luego él podía repetir a niños y mayores de otros lugares.

Nuestro contador de historias fue caminando entre las distintas calles y se detuvo en una que ponía: Calle «Alcalino terreos»

«Anda , que nombre más raro para una calle. Seguro que será el nombre de la familia que vive en ella».

Recordó que en el Sureste de España había una ciudad llamada Murcia en la que los carriles de su huerta tenían los nombres de las familias que en él vivían: carril de los Penchos…

A lo mejor en este lugar pasaba lo mismo.

Avanzó por esta calle hasta llegar al número 20 y llamó con decisión.

Salió un elemento que dijo llamarse Calcio.

¿De qué me suena a mí este nombre? se preguntó nuestro contador de historias.

Calcio era regordete y de piel blanca plateada, muy dicharachero y parlanchín.

Empezó a presentarse con todo lujo de detalles:

Que si sirvo para el mantenimiento de los huesos y dientes.

Que si intervengo en la contracción de los músculos.

Que si me necesitan para los latidos del corazón.

Vale, vale. Ya he entendido que eres muy importante y necesario. Le cortó nuestro contador de historias.

—Lo tendré en cuenta y lo contaré por donde vaya.

—Hasta la vista. —se despidió con un soplido.

Siguió avanzando por una calle que estaba un poco más a la derecha y divisó una puerta de la que salía una luz super brillante.

Era la puerta número 74.

Aquí llamó tímidamente, la luz lo intimidaba un poco.

Asomó la cabeza un elemento que se presentó como Wolframio.

—¿Has dicho Wolframio? —preguntó nuestro amigo «cuenta historias»

—Anda que el que te puso el nombrecico se quedó descansando.

—Pues fueron unos hermanos españoles, Juan José y Fausto Elhuyar —le dijo Wolframio un poco enfadado.

—Y para tu conocimiento te tengo que decir que soy el único al que lo conocen por dos nombres porque también me llaman Tungsteno. Pero esa es otra historia y no estoy de humor para contártela.

—Bueno no sigas, que vas de mal en peor. Anda que menudos nombrecicos para acordarme de ellos. Y ¿qué es lo que te pasa? ¿Por qué no estás de humor para hablar? —le preguntó el «cuenta historias».

Wolframio al ver que tenía a alguien con quien desahogarse empezó a hablar:

—Pues es que estoy de capa caída. Hasta hace poco servía para iluminar las casas porque conmigo hacían los filamentos de las lámparas incandescentes, vamos las bombillas de toda la vida, y era feliz porque me enteraba de muchísimas historias cuando las familias contaban como habían pasado el día.

Pero ahora me han sustituido por las lámparas led que dicen que consumen y contaminan menos.

Nuestro contador de historias lo interrogó:

—Pero para algo más te usaran ¿no?

—Pues claro, como fundo a temperaturas muy elevadas me usan para maquinarias que cortan a grandes velocidades y para muchas cosas más. Pero lo de las bombillas me gustaba mucho —le aclaró Wolframio.

—Bueno chico, pues sigo mi camino. Se despidió nuestro «cuenta historias»

«En este pueblecico tengo historias para un año».

«Solo he llamado a dos puertas y mira de todo lo que me he enterado».

«Volveré y no tardaré mucho».

Sentenció nuestro amigo el Contador de Historias. Había encontrado un filón de sabiduría: LA TABLA PERIÓDICA

Enseñanza:

Abre tu mente para escuchar al que tiene un problema y necesita ser escuchado

Interactive Periodic Table of the Elements, in Pictures and Words Keith Enevoldsen elements.wlonk.com

Interactive Periodic Table of the Elements, in Pictures and Words
Keith Enevoldsen elements.wlonk.com

Publicado en ADCMurcia, Relato | Etiquetado , | 1 Comentario

La pregunta NAUKAS 2017

pregunta-naukas-2017Post original publicado en Naukas

Cada enero la plataforma Naukas lanza una pregunta abierta a toda la comunidad de colaboradores y publica las diferentes respuestas en el blog. Teniendo en cuenta la cuantía y diversidad de divulgadores que formamos parte de la plataforma, el atractivo de la iniciativa es evidente.

Os recomiendo que leáis todas las respuestas que van apareciendo, son a cual más interesante.  Y ya, sin más preámbulos os transcribo la mía.

PREGUNTA NAUKAS: ¿Cuál es el hecho más fascinante del Universo?

No lo sé.

No pongas esa cara, seguro que tú tampoco. En realidad, y sin querer ser faltona con el resto de mis compañeros, dudo que alguien conozca esa respuesta. Sabemos demasiado poco del Universo como para poder elegir lo más notable. Y, sin pretender ser más agorera que Casandra, dudo que jamás descubramos todos sus secretos.

Y eso es extraordinario. Asegura que la aventura de la ciencia nunca llegará a su fin. Siempre surgirán nuevos retos, siempre habrá un “más difícil todavía”. Llevamos siglos tratando de revelar los misterios del Universo y apenas “conocemos” el cinco por ciento de la materia y energía que lo compone. Y mucho me parece teniendo en cuenta nuestras limitaciones, que no estamos hechos para entenderlo, que somos solo una parte insignificante del mismo. Deberíamos sentirnos satisfechos de haber llegado tan lejos, de las respuestas que nos ha proporcionado y proporciona la ciencia y, más aún, de las preguntas que nos plantea. Existe toda una Nueva Física por explorar, muchas teorías en busca de confirmación empírica, ¿conseguiremos las herramientas necesarias para dar con ella? ¿Sabremos qué es la materia y la energía oscura, si hay multiversos, dimensiones extra, supersimetría, una Teoría del Todo? La diversión está asegurada.

Personalmente, entre todo lo que queda por descubrir, ese lado oscuro del Universo, lo que me provoca mayor expectación es su propio origen, cómo surgió por pura casualidad a partir del vacío cuántico, cómo se produjo exactamente el proceso inflacionario que corroboran todas las evidencias cosmológicas de los últimos años. Para mí, sin lugar a dudas, su proceso de formación es el hecho más fascinante del Universo.

No te pierdas todas las respuestas de La Pregunta NAUKAS 2017 que se irán recopilando en este enlace.

Publicado en Divulgación | Etiquetado | 1 Comentario

Tempus fugit

Norvhic Fernandez Austria

Norvhic Fernandez Austria

El paso del tiempo se mide en cicatrices.

Demasiados tropiezos, golpes sin esquivar, brechas abiertas.

Arrugas sobre el reflejo blanco y negro. Deterioro esculpido, condena.

Recuerdos errantes. Memoria cansada que desaprende a encontrar.

Eco de amor en vacío de ausencias. Soledad empapada.

Rendición y espera.

Último aliento.

Telón.

****

Este texto está inspirado en la iniciativa de este mes de @Divagacionistas que tiene el «tiempo» como tema principal.

Publicado en Relato | Etiquetado | Deja un comentario

Vera

Tan pronto como me interesé en la astronomía decidí que eso era lo que haría durante el resto de mi vida. Pero no solo era la astronomía, era la maravilla de todo. Pensaba cómo se podía vivir en la tierra y no querer estudiar todas esas cosas.

Vera Rubin

—No podrás cruzar esta línea —dice Ruth con las mejillas encendidas.

Vera sonríe, ha salido ganando.

A ninguna de las dos les gustó la nueva casa. Debían compartir el territorio. Los juguetes iban de un lado a otro tomando posiciones. Conquistadores de plástico. Las riñas se sucedían, la paz parecía inalcanzable. Se impuso el ultimátum paterno: debían aprender a convivir.

Llegaron a una tregua. Se dividieron la habitación y trazaron una frontera imaginaria. La cama de Vera quedó situada al lado del ventanal orientado al norte. Descubrió algo más apasionante que cualquier juego: el cielo nocturno.

Tiene once años y sabe que va a ser astrónoma. Su hermana duerme a pocos metros, ajena al espectáculo que les ofrece el cosmos, al espectáculo que Vera memoriza y dibuja cada mañana. Visita la biblioteca con asiduidad, empieza a leer sobre el universo, a conocerlo. Unos amigos de la familia la llevan a Virginia a hacer observaciones astronómicas, le nombran las constelaciones.

Con la ayuda de su padre construye su mayor tesoro: un telescopio de dos pulgadas de diámetro. Fotografía el cielo, escribe sobre él. Los juguetes descansan olvidados en su mitad del dormitorio.

Cae la noche, las estrellas bailan para Vera.

****

Este relato participa en la iniciativa de @Divagacionistas con «los juguetes» como tema principal y está dedicado a la astrónoma Vera Cooper Rubin que nos dejó el pasado 25 de diciembre en Nueva Jersey.

Para saber más sobre la carrera científica de Vera Rubin:

— Entradas en Los Mundos de Brana.

— Entradas en el blog Mujeres con Ciencia.

— Especial de Los 3 Chanchitos sobre Vera Rubin.

— Especial de Coffee Break sobre Vera Rubin.

Vera Cooper Rubin '48

 

Publicado en Historia de la Ciencia, Mujeres científicas, Relato | Etiquetado , | 1 Comentario

Celebrad el mundo mutilado

leyendonieve

Hay algo de inexacto en los recuerdos:
una línea difusa que es de sombra,
de error favorecido.

Felipe Benítez Reyes, Valor del pasado

Consumismo, derroche energético, muchedumbre, empachos, borracheras, engaño, hipocresía,…  Y, sin embargo, me enternecen estas fechas. Seguramente se deba a lo mucho que las disfrutaba de pequeña o al buen trabajo que ha hecho mi memoria desdibujando el pasado.

Lo pasaba pipa adornando el árbol de navidad y montando el belén con su nacimiento, su pozo, su caganer, sus reyes magos y su legión de pastorets, que aumentaba cada año con algún nuevo fichaje de la fira de santa Llúcia. Escribir la carta a los Reyes Magos exigía máxima concentración, debía argumentar con claridad por qué merecía los regalos, no dejarme ninguno por incluir en la lista. Llevársela al paje real no debía de atraerme demasiado, o, al menos, eso da a entender la cara de circunstancias que pongo en las fotografías que aparezco junto al susodicho. Nunca esperé regalo de Papá Noël. Las pelis me habían dejado claro lo ocupadísimo que estaba haciendo milagros a los neoyorquinos incrédulos. En Noche Vieja, la familia se reunía para llevar a cabo una práctica de alto riesgo: (tratar de) comer las uvas al son de las campanadas de televisión española. Silencio absoluto, tensión,  fracaso. Nunca nadie lo consiguió, siempre nos felicitamos el año entre gruñidos y la boca llena de granos por engullir. El colofón de las fiestas era la generosa aparición de los Reyes Magos. La noche en vela, nerviosa, inmóvil, emocionada. La mañana triunfal de apertura de paquetes. El resto del día dedicado a jugar. En definitiva, unos buenos recuerdos con los que alimentar mi aprecio por estas fechas.

Las pasadas navidades fueron especiales en muchos sentidos. Los Reyes Magos pasaron antes de tiempo y el uno de enero estrenaba nueva vida. Ha sido un año de muchos comienzos, con las alegrías y dificultades que esto conlleva. Por mucho que ame a mi pareja, por buena que haya sido la acogida, tener a mi familia y amigos de siempre a más de 800 km de distancia no es fácil. Empezar un trabajo en el que no tenía experiencia, tampoco. Menos aún siendo consciente de que era una oportunidad única de dedicarme a lo que me gusta. Se dispara la autoexigencia, la necesidad de estar a la altura. En estos meses he aprendido muchísimo sobre el mundo editorial y he trabajado duro pero, aun así, mi falta de bagaje en este campo me ha costado algún disgusto.

Mi objetivo en  2017 es poner todo mi empeño en conseguir que la noche que me visite el fantasma de las navidades futuras, encontremos a la editora y coordinadora editorial que el equipo, los autores y los lectores de Next Door merecen compartiendo su vida con las personas que quiere.

Mi regalo es este poema/consejo de Adam Zagajewski, que yo misma trataré de seguir pase lo que pase —ya sabemos que las cosas no son siempre como nos gustaría—.

Felices fiestas.

Os deseo lo mejor.

Intenta celebrar el mundo mutilado.
Recuerda los largos días de junio
y las fresas silvestres, las gotas de vino rosé.
Las ortigas, que con esmero cubrían
las fincas abandonadas de los exiliados.
Tienes que celebrar el mundo mutilado.
Mirabas los yates y los barcos lujosos;
uno de ellos tenía un largo viaje por hacer,
a otros solo les aguardaba un vacío salado.
Has visto a refugiados con rumbo a ninguna parte,
has oído a verdugos que cantaban con gozo.
Deberías celebrar el mundo mutilado.
Recuerda los momentos cuando estabais juntos,
en una habitación blanca se movió la cortina.
Que tu pensamiento vuelva al concierto cuando estalló la música.
Durante el otoño cogías bellotas en el parque
mientras las hojas se arremolinaban en las cicatrices de la tierra.
Celebra el mundo mutilado,
y la pluma gris que un tordo ha perdido,
y la luz delicada que yerra y desaparece
y regresa.

Fotografía de Ricardo Morrón

Fotografía de Ricardo Morrón

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | 11 comentarios